Puentes de Aysén

 

Orden Siervos de María

Vamos al Encuentro

Vamos al encuentro 2

radio

mirada de fe

fespa

+Noticias

+Noticias (104)

WhatsApp Image 2017 04 21 at 14.28.05

Colegios católicos de Coyhaique se reunieron para iniciar en comunidad el año escolar 2017 en la Catedral.

A través de una Eucaristía presidida por el Padre César Leiva, los 6 colegios católicos de Coyhaique dieron inicio a un nuevo año escolar, donde las diversas comunidades educativas pudieron encontrarse y compartir fraternalmente las buenas nuevas y compartir juntos la fe y los valores que los inspiran.

“Jóvenes solidarios para que triunfe el amor”, es el lema que marcó este encuentro; mismo lema que se trabajará y desarrollará en la 42º Jornada Pastoral Vicarial a realizarse el próximo 29 y 30 de abril.

En la Eucaristía, cada establecimiento católico, a través de una procesión, se presentó con estudiantes quienes representaron con su estandarte a su comunidad educativa. En la ocasión,  cada colegio, presentó un signo de cómo vivirán durante el presente año el lema “Jóvenes solidarios para que triunfe el amor”.

Los colegios católicos asistentes a la Eucaristía de inicio de año escolar son: Liceo Juan Pablo II, Liceo San Felipe Benicio, Colegio Mater Dei, Liceo Francisco Xavier Butiñá, Colegio de Saint Exúpery y Escuela San José Obrero.

Cabe mencionar, que el próximo viernes 28 de abril se realizará la misma Eucaristía, pero en la comunidad de Puerto Aysén, acompañados de los colegios católicos de dicha comunidad.

DSC 0255

Fieles católicos acompañaron a los sacerdotes y diáconos que renovaron sus promesas sacerdotales y la bendición de los tres óleos.

En total comunión, armonía y alegría, el martes 11 de abril, se celebró en la Catedral de Coyhaique, la Misa Crismal, presidida por el Padre Obispo Luis Infanti de La Mora junto a los presbíteros y diáconos del Vicariato Apostólico de Aysén. Los familiares, comunidades cristianas y comunidades educativas acompañaron fraternalmente esta Eucaristía que da inicio al Triduo Pascual, ocasión en la cual, los sacerdotes y diáconos renuevan sus promesas sacerdotales como signo de fidelidad a Dios, al Obispo y a la Iglesia.

La Misa Crismal, es también la ocasión donde se bendicen los óleos de los enfermos y de los catecúmenos y el Santo Crisma. La palabra crisma proviene de latín chrisma, que significa unción. El crisma es la materia sacramental con la cual son ungidos los nuevos bautizados, son signados los que reciben la confirmación y son ordenados los obispos y sacerdotes, entre otras funciones.

En la lectura del Evangelio, Monseñor Infanti, hace mención en que la acción de Dios se ha manifestado de múltiples maneras, especialmente reconocida en los profetas, pero la acción del espíritu de Dios se manifiesta continuamente “no es la acción de un Dios del pasado, sino que como Dios se ha manifestado en el pasado, hoy también. La palabra de Dios es una palabra de vida, que hace vida en mí. Por lo tanto, esta misma palabra del profeta proclamada por Jesús es palabra nuestra también, el espíritu de Dios está en nosotros, hemos sido ungidos por el espíritu”.

Así mismo, recalcó la importancia y responsabilidad de ser sacerdote “ser sacerdote, profeta, es un privilegio que Dios que nos concede para esta gran misión, que es una misión  de Dios, por eso estamos llamados a ser instrumentos de Dios, para desplegar esta fecundidad y la gracia abundante de Dios entre nosotros. Uno diría que hoy quizás no se nota tanto esta acción de Dios, frente a tantas opresiones del hombre de hoy, presiones por enfermedades, por violencia, por arrogancia, por guerras, por poder, por dinero, en fin, tantas opresiones donde el Papa Francisco nos invita a reflexionar, opresiones incluso, de la hermana Madre Tierra que elevan todo un grito de clamor; grito para exigir la presencia la presencia y la acción del espíritu. Y esa es nuestra tarea, es la tarea del espíritu de Dios en nosotros, para devolver la belleza y la dignidad  a quien carece de ella.”

Quienes animaron la Eucaristía, Liceo San Felipe Benicio, quisieron reconocer y entregar un presente a cada uno de los sacerdotes y diáconos de la Iglesia de Aysén, mencionando los años de servicio y las comunidades donde se desarrollan.

Al finalizar, el Padre Obispo, informó sobre los cambios que se generaron al interior del Clero, agradeciendo la presencia en Aysén, de quienes tuvieron que emigrar a otras localidades y quienes se encuentran gozando del Reino de Dios. Así, agradeció al Padre Porfirio Díaz por su arduo trabajo como Vicario General, asumiendo ahora el Padre Joel Fuentealba (Párroco de Puerto Aysén); así mismo, reconoció la labor del P. Alex Ruíz (Párroco de Coyhaique), como Vicario Pastoral dando la bienvenida al P. César Leiva de la congregación guaneliana, quien asumirá este cargo; y finalmente el P. Juan Pablo Civa (Párroco de Chile Chico), asumió como Delegado del Clero Diocesano ante el Consejo de Gobierno. 

 

 

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA

DSC 0180

En conmemoración de los 100 años de Balmaceda, el domingo 2 de abril se realizó una Eucaristía presidida por el Padre Obispo Luis Infanti, para celebrar y agradecer el término del proyecto C.A.L.L.E en la capilla de la comunidad Santa Teresita de Los Andes.

El proyecto Carretera Austral Llenando Espacios (C.A.L.L.E), se dedica a llevar los colores y la cultura a los lugares más extremos de nuestro país. Paulina QuintanaJornet, creadora del proyecto y artista que mimetizó su arte junto a la comunidad de Balmaceda, plasmó la vitalidad de los colores para dar toques de esperanza y amor a través de pinceles y brochas, junto a manos libres que plasmaron la esperanza de la comunidad en los muros de esta capilla.

Para el Obispo Luis Infanti de La Mora, este proyecto es de suma importancia ya que ayuda para recordar que los muros no sólo dividen, sino que unen en amor y esperanza: “hemos querido facilitar la belleza de este arte, para que Paulina, que ofreció sus dones, sus cualidades artísticas, pudiera embellecer este lugar, corazón del pueblo de Balmaceda, lugar donde mucha gente pasa por aquí y espera encontrarse en Aysén con tantas bellezas naturales y humanas y que mejor que esto, que nos ayude a recordar que la belleza es la mejor expresión de Dios; y por lo tanto este arte nos ayuda también, a recordar que los muros no son sólo muros para dividir, sino que los muros son para derrumbar con la belleza del arte, para crear mayor fraternidad, mayor justicia, mayor paz, que mucha falta le hace a nuestro pueblo.”

Marcela Gonzáles, Directora Ejecutiva de la Corporación Cultural de Coyhaique, abordó las complejidades y oportunidades con las que se vieron expuestos al presentar este proyecto: “ella nos planteó esta idea de proyecto de poder realizar este mural interior y exterior aquí en la localidad de Balmaceda, yo sinceramente creo que era un proyecto que no contaba con mucho apoyo en un comienzo ni con tanta confianza, era una apuesta bastante arriesgada. Ustedes saben bien que este es un territorio que está bastante aislado y esta expresión artística, sobre todo al interior de una iglesia católica se veía un poco complejo, pero gracias a la voluntad del Obispo, del Consejo de la Cultura, de las Corporación, este proyecto se pudo llevar adelante y culminar de esta manera.”

La Agrupación Coral Municipal, Tierra Viva, dirigida por el Maestro Arturo Barros Medina, oriundo de estas tierras, acompañaron este solemne momento, cantando junto a la comunidad, donde entonaron el himno de Balmaceda y por primera vez se cantó la “Misa de Aysén”, la que tuvo vital importancia para el creador, según sus propias palabras, debido a las emociones allí perpetradas.

“yo me emocioné mucho cuando nombraron a mi madre y a otras pioneras que por supuesto conocí. El canto, para ser un lugar tan estrecho, estuvo rodeado de gente que vino con amor a un trabajo muy bello que se hizo en la capilla, que realmente enaltece todo aquello de buen gusto, de entrada, de satisfacción, levantar el alma, levantar el espíritu, sentirse más abrigado, más cobijado.”

Al finalizar la Eucaristía, Pau, nombre artístico de la creadora del proyecto C.A.L.L.E, agradeció a todas las personas e instituciones que hicieron posible que este propósito se llevara a cabo en Balmaceda, tierra de pioneros: “con el ejercicio que hago, mi propósito es llegar a tierras que no conozco, siempre confrontarme con situaciones que no he conocido antes, a la comunidad de Balmaceda la conozco desde el año pasado, como intervenimos también la escuela, así que agarré cariño con la gente y por eso tenía muchas ganas de volver, y para mí independientemente de que sea una iglesia católica es un templo de espiritualidad; obviamente a la comunidad católica le tiene que gustar para poder hacer algo aquí. Yo creo que se mezclaron muchos mundos y eso fue lo interesante, el intercambio de espiritualidad, y mucha confianza y también un desafío, porque pintar una iglesia con una brocha y un pincel es complicado.”

 

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA


tdeum

papa550

eva

Intenciones del Papa Francisco

logo