Puentes de Aysén

 

Declaración Pública

pdf icon

Vamos al Encuentro

Vamos al encuentro 2

radio

mirada de fe

fespa

Martes, 18 Septiembre 2018 15:57

Te Deum 2018: El amor, semilla para una nueva alma de Chile

Escrito por

Te Deum 2018: El amor, semilla para una nueva alma de Chile

DAnte autoridades civiles, militares y fieles de la región el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Luis Infanti, presidió la solemne liturgia del Te Deum 2018, haciendo un llamado a una potente y necesaria conversión de la Iglesia y sociedad en la búsqueda de una “cultura del encuentro”.

Citando a Mahatma Gandhi el padre obispo Luis enfatizó “que el ser humano y su convivencia social son amenazados y se destruyen con: la política sin principios; la riqueza sin fatiga y sin trabajo; la inteligencia sin sabiduría; los negocios sin moral; la ciencia sin humanidad; la religión sin fe; el amor sin sacrificio y sin donación de sí”.

“El alma de Chile y de Aysén —agregó— también está contaminada y amenazada: cuando queremos eliminar al ‘otro’; cuando somos sometidos a la esclavitud del consumismo salvaje y de la tecnología mal usada; cuando nos dejamos dominar por la violencia; cuando torturamos al indefenso con los abusos de poder, de conciencia y sexuales; cuando marginamos o desechamos a los empobrecidos; cuando maltratamos a la Madre Tierra; cuando facilitamos el relativismo y la indiferencia frente a los problemas; cuando nuestras palabras y nuestros juicios son para descalificar, ofender y eliminar al ‘otro’, considerándolo como un enemigo, un indeseable, un despreciable”.

14

Ante estas situaciones el Obispo Vicario Apostólico de Aysén se preguntó: “¿Podremos seguir así?”. Su respuesta fue: “necesitamos conversión, ¡urgente! Primeramente la Iglesia necesita conversión, pero también cada uno de nosotros. Necesitamos comprometernos con una ‘cultura del encuentro’”.

“Los hechos —complementó el padre Obispo Luis— que surjan de un corazón henchido del amor de Dios en nosotros nos devolverán la esperanza y la confianza, consientes que el ser humano no se salva solo, y menos con la violencia, ni con el poder, ni con el dinero, ni con la tecnología, ni con el consumismo, ni con el odio. Por eso estamos hoy aquí, para pedir a Dios que nos libere del maligno y ponga en nosotros las semillas de su espíritu de amor”, concluyó.

El acto terminó con el tradicional desfile de las Fuerzas Armadas —en la Plaza Condell frente a la Bandera Bicentenario— al que fueron invitados todos los asistentes a la ceremonia de Te Deum 2018.

Leer 324 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Septiembre 2018 16:06

logo

180x180 foto perfil facebook 01

eva

Intenciones del Papa Francisco

anima1


tdeum