Puentes de Aysén

 

Vamos al Encuentro

Vamos al encuentro 2

radio

mirada de fe

fespa

DCon el lema “Iglesia de Aysén, con espíritu profético: ¿qué escuchas, anuncias, celebras y a quién sirves? se realizó la 43° Jornada Vicarial Pastoral que convocó a sacerdotes, diáconos y sus esposas, religiosas y agentes pastorales de todas las localidades de la región de Aysén en compañía del obispo vicario Luis Infanti, en Casa Belén de Coyhaique.

Se trató de un encuentro para analizar y profundizar las propuestas y acciones de los planes pastorales 2008-2014 y 2015-2020 en el actual contexto de la Iglesia local y nacional.

En tres días, comenzando el viernes 20 de abril con un momento fuerte de oración y compartir fraterno, se dio paso a la jornada del sábado que comenzó con una presentación de los pasos de la Iglesia de Aysén en los últimos años identificando las acciones que tuvieron un carácter de desarrollo al interior o al exterior de las comunidades en sus capillas y territorios.

“Son 130 agentes pastorales los que han asistido a esta jornada —dijo el obispo Infanti— pero más allá del número esto demuestra una madurez y formación espiritual y social de nuestra gente que evidencia una capacidad de vida comunitaria para ser una Iglesia profética, en salida, como nos pide el Papa Francisco”.

Durante la jornada se reservó un tiempo especial para leer y comentar abiertamente la carta que el Papa Francisco envió recientemente a los obispos de Chile sobre casos de abuso de poder y sexual por parte de consagrados; comentarios y reflexiones que los agentes pastorales de la Patagonia entregaron al obispo Infante para hacer presente al Santo Padre cuando viaje a Roma junto a toda la conferencia episcopal en mayo próximo.

Para Margarita Álvarez, de la comunidad Sagrado Corazón de Puerto Aysén, la jornada fue “muy provechosa en lo personal y también en lo comunitario” y destacó la lectura y reflexión sobre la carta del Papa a los Obispos que calificó como “humilde y de gran honestidad para toda nuestra Iglesia a pesar de todo el dolor que nos provocaron y nos siguen produciendo a cada uno de nosotros los hechos sucedidos”.

La finalización de la jornada vicarial profundizó las acciones futuras que de aquí en adelante, en función de las orientaciones los últimos planes pastorales, la Iglesia de Aysén debe desplegar para realizar su misión desde una mirada profética anunciando la buena nueva del Evangelio, y denunciando los abusos y pecados individuales y sociales ante la realidad de la región, Chile y el mundo.

El encuentro culminó con una eucaristía de envío y especial bendición del padre obispo Infanti celebrada en la catedral de Coyhaique, coincidiendo con el “Día Internacional de la Madre Tierra” y la “55ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2018” convocada por Francisco.

DEl obispo vicario de Aysén, Luis Infanti, registró la eucaristía que se celebrará el próximo domingo 22 de abril en la catedral de Coyhaique dentro de los eventos convocados por el Movimiento Católico Mundial por el Clima, que llama a realizar ese día una “Acción de Gracias” por la “Madre Tierra”.

En coincididencia con la misa de envío de los agentes pastorales de la Patagonia chilena en el templo catedral de Coyhaique —que estarán terminando su participación en la Jornada Vicarial Pastoral 2018 en que revisarán y proyectarán su caminar como Iglesia en la región de Aysén— se realizará esta “Acción de Gracias” por la “Madre Tierra”.

Reconociendo que la Madre Tierra refleja la interdependencia que existe entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 22 de abril como “Día Internacional de la Madre Tierra”, para reconocer la responsabilidad que nos corresponde de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

Este 22 de abril se realizarán más de 500 eventos registrados en todo el mundo y, previamente, el viernes 20 habrá un servicio de oración multilingüe por todas estas acciones del “Día de la Tierra”. Serán a las 8:00 am Quito / 10:00 am Buenos Aires / 3:00 pm Madrid.

Dentro de las acciones generadas por esta efeméride mundial, impulsadas por el Movimiento Católico Mundial por el Clima, está redactar cartas dirigidas a las diócesis invitando a promover la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en sus territorios.

Más información: http://catholicclimatemovement.global/dia-de-la-tierra-2018/materiales/

00

01

02

 

00Tras conocer el informe de Mons. Charles Scicluna, el Pontífice convocó a los obispos a Roma para dialogar sobre sus conclusiones. Reconoció que él ha incurrido “en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación especialmente por falta de información veraz y equilibrada”. Pidió perdón a los ofendidos y lo hará personalmente con representantes de las personas entrevistadas por Mons. Scicluna y su colaborador el P. Bertomeu.

A través de una carta dirigida a los Obispos de la Conferencia Episcopal del Chile, el Papa Francisco da cuenta de su honda impresión tras haber recibido el informe realizado por Mons. Charles Scicluna , arzobispo de Malta, Presidente del Colegio para el examen de los recursos (en materia de delitos más graves) en la Congregación para la Doctrina de la Fe, y Mons. Jordi Bertomeu, oficial de dicha Congregación, luego del proceso de escucha realizado en Nueva York y en Santiago durante el mes de febrero.

En este documento el Pontífice señala que, luego de una lectura pausada de las actas de este proceso de escucha, “creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos en ellas hablan de un modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza”.

En la misiva, el Santo Padre se dirige al plenario de obispos de la CECh para invitarlos a trabajar juntos, en restablecer la confianza en la Iglesia chilena: “escribo a ustedes, reunidos en la 115ª asamblea plenaria, para solicitar humildemente vuestra colaboración y asistencia en las medidas que a corto, medio y largo plazo deberán ser adoptadas para restablecer la comunión eclesial en Chile, con el objetivo de reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia”. Para estos fines, el Papa ha convocado a los Obispos chilenos a Roma, para “dialogar sobre las conclusiones de la mencionada visita y mis conclusiones”.

En el texto, Francisco también reconoce que ha “incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada”. El Santo Padre, además, pide perdón a todas aquellas personas que ofendió y anuncia que se reunirá con representantes de las personas entrevistadas por quienes condujeron el proceso de escucha confiado.

 

En conversación con la prensa

El presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, monseñor Santiago Silva, luego ser difundida esta carta, señaló que el Episcopado comparte el dolor del Papa Francisco: “No hemos hecho todo lo suficiente”, afirmó. Asimismo, manifestó que “nuestro compromiso es que esto no se vuelva a repetir”.

En relación a la alusión hecha por el Santo Padre a la "falta de información veraz y equilibrada", Mons. Silva señaló su certeza de que las autoridades de la Conferencia Episcopal pusieron a disposición del Papa la información que disponían en su momento.

El presidente de la CECh confirmó la asistencia de la totalidad de los obispos al encuentro convocado por el Santo Padre, el que tendrá lugar en Roma, la tercera semana de mayo.

Revisa la carta completa.

Audio Rueda de prensa Mons. Silva

Audio Rueda de prensa Mons. Ramos

Fuente: Prensa CECh

DLos padres Vladimiro Memo Lombardi y Domingo Luna Gómez están inscritos en la historia del Vicariato Apostólico de Aysén y fueron saludados y felicitados por sus 65 años de sacerdocio, en eucaristía presidida por el Obispo Luis Infanti en la catedral de Coyhaique.

En su homilía el Obispo Luis Infanti destacó que “en la Patagonia estamos agradecidos por la vida de los sacerdotes que han enriquecido, embellecido y hecho resucitar nuestra Iglesia de Aysén a lo largo de los años. Hoy es motivo de profunda alegría que como Vicariato Apostólico celebremos los 65 años de fidelidad a Cristo en su servicio sacerdotal de los padres Domingo Luna y Vladimiro Memo”.

“Esta fidelidad —agregó Infanti— se vive en un mundo tan cambiante y evolutivo como el actual que nos hacen olvidar los fundamentos y cimientos de nuestras creencias. Por eso, que existan personas que celebran y manifiestan fidelidad a su fe, pero fidelidad sobre todo a su pueblo es motivo de alegría y de ejemplo, también, para nosotros. Se nos muestra una fidelidad nos invita a ser misioneros de paz, de fraternidad, de misericordia con el amor de Dios presente hoy y siempre entre nosotros”.

Finalizada la eucaristía ambos sacerdotes recibieron regalos preparados por las comunidades y un fuerte aplauso de agradecimiento por su servicio y testimonio de vida.

El Padre Domingo nació el 4 de agosto de 1926 en El Claro (Coyhaique), hijo de Antonio y Rosalía quienes llegaron a Aysén en 1915 desde Cauquenes, región del Maule. Realizó sus estudios básicos en colegio parroquial “General Baquedano” de Coyhaique; cursó enseñanza media en el Seminario Conciliar de Ancud; y estudió filosofía y teología en el Seminario Mayor de Santiago. Se ordenó sacerdote el 18 de enero de 1953 en Puerto Aysén por el obispo castrense monseñor Teodoro Eugenín. A la ceremonia asistieron mons. Antonio Michelato, prefecto apostólico de Aysén y futuro obispo; y los padres Carlos Deker, Segio Valech, José Baeza, Federico Lagos, Patricio Infante y unos 30 compañeros del seminario de Santiago. El 25 de enero de ese año celebró su primera misa solemne en Coyhaique en la capilla frente a la plaza, con gran presencia fieles y autoridades. Sirvió como profesor de Estado, capellán de carabineros, canciller vicarial y vicario parroquial en Puerto Aysén, Puerto Chacabuco y Mañihuales.

El padre Vladimiro nació el 23 de diciembre de 1929 en Venecia, Italia. Sus padres fueron Vittorio y Elvira. Se ordenó sacerdote en Italia el 4 de abril de 1953 junto a los padres Victorino Bertocco, Bruno Predonzani y Herminio Manea. En 1958 llegó a Santiago de Chile y desde 1959 fue responsable de la formación de los jóvenes que ingresaban al primer seminario de los Siervos de María. En 1965 se estableció en Coyhaique y en 1970 en P. Aysén. El año siguiente hasta 1976 fue Provincial de los Siervos de María de Chile y Bolivia. En 1977 fue maestro de novicios en Coyhaique (formador del actual obispo Luis Infanti), y nuevamente en 1980 (formador del actual obispo de Ancud, Juan Agurto). Desde esos años continuó prestando servicio en Chile e Italia con una permanente responsabilidad en la formación de los seminaristas y religiosos de su congregación; promoviendo con fuerza la planificación pastoral y la mayor integración en América Latina. Impulsó la formación de laicos y diáconos permanentes en Aysén en las comunidades donde residió.

DPara celebrar esta festividad de la Iglesia en el mundo un grupo de coyhaiquinos, junto al obispo Luis Infante, se trasladaron a esta localidad ubicada al norte de la capital regional.

La hermana española Josefina del Collado, Sierva de San José, es la principal motivadora de esta peregrinación. “Esto empezó —cuenta— por una inspiración a raíz de una enfermedad que tuve. Le pedí al Señor que si me sanaba iba a seguir difundiendo su amor lo más que pudiera”.

Así, hace unos años, la hermana Josefina se consiguió en España una gran imagen del “Jesús de la Misericordia”. “La trajimos para acá —explica— y la instalamos en el cruce que da a esta villa y todos los años hacemos esta peregrinación. Hay veces en que viene gente de Mañiguales, del Gato o de Tapera y se unen a los de Coyhaique”.

“Esto me encanta porque es la gente sencilla la que se entusiasma por venir”, afirma la hermana Josefina.  

En la capilla de la villa el obispo Luis Infanti celebró la eucaristía y en su homilía destacó que

“justamente estamos aquí, en Amengual, para que esta luz que brota de la imagen de Cristo como signos del resplandor de su misericordia y gracia nos alcance no solo a nosotros sino que al mundo entero”.

En la escuela de la villa hubo un alegre compartir fraterno en el que una vecina de Amengual anunció la donación de una nueva imagen del “Jesús de la Misericordia”, que reemplazaría la que actualmente está en el cruce deteriorada por el tiempo y el clima en la región.

DEn una reunión con el presidente del Senado, Carlos Montes, el Obispo de Aysén, Mons. Luis Infanti, propuso la realización de Seminarios sobre Ecología Integral y la Encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco.

Acompañado por el Director de Caritas Chile, Lorenzo Figueroa, Mons. Infanti, reconocido por su compromiso con la defensa del agua y el ambiente, explicó la necesidad de generar estos espacios de debate y reflexión tomando como base la profunda y múltiple crisis medioambiental que vivimos: “El objetivo es incluir los grandes temas que nos afectan como país para ser analizados por expertos, líderes comunitarios, académicos y autoridades en diversos seminarios a lo largo de Chile, en ciudades como Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Concepción y Temuco”, manifestó.

Al respecto, el senador Montes, acogió muy bien la iniciativa tomando, en una convocatoria amplia que reúna a todos los sectores: “Este es un tema central que nos convoca a todos, estamos con un problema serio generado por el modelo de crecimiento que estamos desarrollando, el que no contempla el cuidado del medioambiente y el bien común”, señaló.

Como parte de esta necesidad, cabe destacar que Caritas Chile en conjunto con el DEJUSOL-CELAM, realizaron un Taller de Ecología Integral que permitió identificar una serie de desafíos y líneas de acción que buscan contribuir a un desarrollo sostenible y solidario. Su Director, Lorenzo Figueroa, manifestó que los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, plantean la necesidad de una mirada global en materia medioambiental: “El desafío de la sostenibilidad socioambiental es un tema transversal que requiere movilizar tanto a las instituciones del Estado como de la sociedad civil y construir miradas y caminos conjuntos de acción”, expresó.

El Obispo de Aysén, agradeció la acogida por parte del presidente del Senado para la realización de estos Seminarios, los cuales se espera concretar próximamente en puntos emblemáticos del país.

Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas.

00

01

DSeis establecimientos educacionales católicos de la Patagonia chilena iniciaron oficialmente su año académico con una masiva eucaristía presidida por el Obispo de Aysén, Luis Infanti, en la catedral de Coyhaique.

Los estudiantes de la escuela San José Obrero; los colegios Antoine di Saint-Exupéry y Mater Dei; los liceos San Felipe Benicio y Francisco Xavier Butiña; y liceo Técnico Profesional Juan Pablo II repletaron la catedral aysenina representando a sus instituciones junto a los encargados de pastoral, docentes y directivos.

En el contexto del Congreso Eucarístico 2018 el signo principal en la celebración se inspiró en la frase “el pan compartido tiene mejor sabor”. Así, cada institución durante el ofertorio presentó grandes panes amasados especialmente elaborados para la ocasión, que fueron compartidos por todos los presentes al finalizar la misa.

El obispo Infanti destacó en su homilía que “sin Jesús estamos atrapados en cárceles que si bien no son murallas, si nos capturan en forma de egoísmo, odio, violencia; y hoy día estamos aquí porque queremos liberarnos de esa prisión con Jesús resucitado”.

“Por eso —agregó el obispo— necesitamos abrir nuestro jardín y recibir esta buena noticia que es palabra y presencia en sus escuelas, colegios y liceos; entonces se romperán ¡estallarán! muchas cárceles que tenemos internamente”.

En Puerto Aysén el viernes 27 abril se vivirá esta celebración en el templo parroquial con los establecimientos Santa Teresa de los Andes; Sagrada Familia; San José U.R.; Nuestra Señora de la Divina Providencia (Puerto Gaviota, Isla Sta. Magdalena) y Madre de la Divina Providencia (Puerto Gala, Isla Toto).

En Aysén la matrícula total 2018 en los colegios católicos es de 6.464 estudiantes, es decir, un 35% de la población infanto-juvenil de la región.

DTras una “Santa” Semana Santa en toda la región con gran participación y recogimiento de las comunidades cristianas y la ciudadanía el obispo de Aysén, Luis Infanti de la Mora, entregó su saludo y mensaje Pascual transmitido a todos los hogares y localidades patagonas, desde la Junta a Villa O’Higgins, a través de radio Santa María.

“Pascua de Resurrección, ¡Cristo ha resucitado! Una gran y bella noticia para todo el mundo, especialmente para nuestra región de Aysén ¡Cristo ha vencido la muerte!”

“Sabemos que la humanidad mató a Jesús, al Dios con nosotros, en la cruz. Una muerte muy cruel y dolorosa. Sin embargo, el espíritu de Dios interviene para vencer a la muerte y darle vida plena y resucitada a Jesús. Este hecho de fe, esta acción de Dios, hoy sigue presente y viva en cada uno de nosotros para vencer tantos signos de muerte que en la actualidad también reflejan la muerte de Jesús. Sobre todo en nuestra región de Aysén con tantos signos de violencia que hieren profundamente a nuestros hermanos y hermanas, y a la hermana madre tierra”.

“No obstante, tantos dolores se unen al dolor de Jesús en la cruz y por la acción de Dios y nuestro compromiso solidario creemos que la resurrección posible y real en Cristo hoy también se hace presente dando vida, belleza, justicia, paz, fraternidad, alegría, misericordia desde nuestro corazón y nuestra vida hacia los demás”.

“¡Que Cristo siga resucitando hoy en nuestra amada tierra de Aysén!”.

Luis Infanti de la Mora

Obispo de Aysén

Vicariato Apostólico de Aysén

DAcompañados por las comunidades de la ciudad de Coyhaique y animados por el liceo San Felipe Benicio, el presbiterio de Aysén en pleno junto a su obispo vicario, Luis Infanti, reafirmaron su compromiso de servicio al pueblo a través de su sacerdocio y anunciaron la realización del Congreso Eucarístico 2018.

Antes de la homilía del obispo vicario el secretario pastoral del Vicariato Apostólico de Aysén, Ricardo Gómez, leyó el decreto 05 de 2018 sobre el Congreso: “Vistos la necesidad de fortalecer la celebración de la eucaristía como fuente y cumbre de la vida cristiana en la Iglesia de Aysén, decreto: Primero, la celebración de un Congreso Eucarístico Diocesano bajo el lema “¿Qué haría Cristo en mi lugar? desde el martes Santo 27 de marzo hasta el domingo 11 de noviembre de 2018”.

“Y segundo: foméntense todas las iniciativas en el presente año pastoral para llevar a cabo los fines y las motivaciones del Congreso Eucarístico Diocesano en comunión con el Congreso Eucarístico Nacional. Anótese, comuníquese y archívese. Luis Infanti de la Mora, obispo vicario de Aysén”.

En su comentario sobre las lecturas el obispo Infanti destacó que “la misión de Jesús quiere profundizarse en cada uno de nosotros, en su Iglesia. Cada hombre y mujer de hoy espera al liberador que trae devuelta la belleza de Dios, lo que Jesucristo llama su reinado; y aunque nuestras palabras nunca logran aclarar plenamente qué es este estado lo tratamos de definir llamándolo paz, amor, misericordia, libertad, vida, solidaridad; conceptos que son como pequeñas luces que nos ayudan a ver la gran luz de Dios entre nosotros; un Dios que sigue haciéndose presente en el pan de vida”.

La Misa Crismal continuó con sus especiales ritos y signos, y finalmente cada uno de los sacerdotes y diáconos presentes fueron saludados, uno a uno, mencionando sus años de servicio en medio del pueblo y recibiendo un presente de parte del liceo San Felipe Benicio. Tras el tradicional canto final a la Virgen de Aysén, los presbíteros se retiraron con un fuerte aplauso de toda la asamblea reunida.

DPara vivir y profundizar su ministerio y servicio a la comunidad el Vicariato Apostólico de Aysén convocó a todos sus sacerdotes y diáconos a un tiempo de comunión y encuentro, previo a la Misa Crismal 2018 en compañía de su pastor, el obispo Luis Infante, en la Casa Belén de Coyhaique.

“Celebramos en Aysén —dijo el Obispo Infanti— con todos los sacerdotes y diáconos el ‘Día Sacerdotal’. Y lo hacemos con un retiro espiritual en el que queremos escuchar la voz del Papa Francisco que en su visita a Chile invitó al clero a ser protagonistas de una Iglesia más misionera y más profética; y animarnos a una mayor fidelidad a Jesucristo y a nuestro pueblo”.

Tras la exhibición del registro del Papa Francisco entregando su mensaje al clero chileno en su reciente visita a Chile, un momento de reflexión y adoración; el retiro culminará con la celebración de la Misa Crismal en la catedral del Coyhaique en que “los sacerdotes renuevan su identidad y su misión como consagrados para ungir y consagrar al pueblo de Dios en su fidelidad a Jesucristo”, indicó el obispo.

“Seremos acompañados —agregó— por los fieles de la Iglesia de Aysén que participan de este sacerdocio con su compromiso bautismal de vivir la fe en medio de nuestro pueblo”.

En el retiro estuvieron presentes todos los sacerdotes y diáconos del vicariato para “que como familia de Dios podamos manifestar nuestra fidelidad a Jesucristo en profunda comunión con toda la Iglesia de Aysén”, manifestó Infanti.

IniciarPrevio12345SiguienteFin
Página 1 de 5

logo

180x180 foto perfil facebook 01

eva

Intenciones del Papa Francisco

anima1


tdeum