Inició “COP” de niños y niñas de la Patagonia

Comparte por Redes Sociales

Con una bella ceremonia inaugural y el comienzo del primero de sus tres días trabajo y reflexión, 100 niños y niñas de la región de Aysén se han reunido para expresar a los adultos su opinión sobre el estado de la “Casa Común” que todos habitamos, desde la Patagonia.

La actividad, planeada para los días 3, 4 y 5 de octubre en la ciudad de Coyhaique, ya recibió a estos niños y niñas quienes jugarán, compartirán sus experiencias y expresarán su opinión sobre el planeta que hoy los adultos les están legando.

Liderados por docentes de la Escuela San José Obrero de Coyhaique, en colaboración con la Fundación San Pablo y el Vicariato Apostólico de Aysén, la iniciativa pretende generar un “Manifiesto de los Niños y Niñas de la Patagonia” que aporte desde su perspectiva al debate y las soluciones que el mundo adulto debería implementar para superar la “emergencia climática” actual, o repensar el modelo de desarrollo que afecta y depreda a la Madre Tierra.

“Ágora” de niños y niñas

Inspirados por lo que en la antigua Grecia se denominaba el “Ágora”, donde los habitantes de la ciudad se reunían en la plaza a discutir los problemas que a todos les importaban, durante estos días los pequeños desarrollarán diversos talleres y actividades cuyo registro irá conformando el mensaje final del encuentro. 

Docentes de la escuela San José Obrero explican que “tras haber vivido algunos adultos de esta institución un encuentro en Italia a fines de 2018 en el contexto de la elaboración de una ‘Carta de la Humanidad’, que pone en relieve el ser ‘Habitantes de la Tierra’ por sobre las nacionalidades, o la responsabilidad sobre los ‘bienes comunes’ que pertenecen a todos (semillas, agua, aire, tierra, mar, conocimientos, etc.); se dio la instancia de comentar la experiencia con los niños de la escuela, y estos nos dijeron: ‘¿por qué ustedes, los grandes, los que han estropeado el mundo, son los únicos que tienen que decir cómo se solucionan los problemas? ¡Nosotros también queremos opinar!’ Y así surgió este encuentro, este ‘Ágora de los niños y niñas en la Patagonia’, una ‘mini COP’, un espacio donde los adultos no opinan, sino que escuchan”.

Los organizadores se han propuesto utilizar en los tres días de “Ágora” la metodología “ver, juzgar y actuar”, brindando a los niños y niñas espacios lúdicos y creativos con la menor intervención adulta posible, a modo de registrar genuinamente sus preocupaciones y propuestas, que serán llevadas en la última jornada a una “fiesta campera” en la plaza de Coyhaique donde presentarán el manifiesto final que se enviará a la COP25 a realizarse en Santiago en diciembre próximo.

Anfitriones del San José Obrero

Agustín Carreño (9): “Quiero que en este encuentro aprendamos que como seres humanos estamos destruyendo todo nuestro medioambiente y que queremos que esto no suceda más”.

Martina Ortega (8): “Espero que los niños que vengan a este ‘Ágora’ disfruten todo lo que va a suceder acá”.

Julio Domke (8): “Vamos a compartir con niños y niñas de toda la región y hablaremos sobre la contaminación que hay en nuestra tierra, como las grandes empresas que plantan pinos en las zonas de bosques y esos pinos toman mucha agua y matan a los demás árboles”.

Vairoa Labajos (9): “Los seres humanos son los únicos que pueden destruir la Tierra pero también podemos arreglar los problemas del medioambiente como lo que pasa con el aire y la basura”.

Tomás Méndez (8): “Hay que empezar a entender la situación de que el mundo está empezando a morir cada vez más rápido. Estamos contaminando el mar y el agua limpia se está deteriorando más”.

Pascal Oria (8): “Soy una de las niñas que participa en el Ágora y voy hablar con los niños sobre la contaminación. Por ejemplo, cerca de donde vivo hay unos basureros que están repletos y también hay gente que bota cosas nuevas. Entonces, pienso ¿cómo la gente puede hacer eso?”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *