Enviados con el clamor de las familias del sur

Raquel y Hernaldo EMF2022
Comparte por Redes Sociales

Raquel y Hernaldo, son uno de los tres matrimonios que representarán a Chile en el 10° Encuentro Mundial de las Familias en Roma (22 a 26 de junio). El padre obispo Luis, junto a la comunidad y el diácono Héctor Nauto, los bendijo y envió desde la parroquia de Puerto Aysén en la fiesta de la Santísima Trinidad.

asf

Tras la solemne oración de envío, Hernaldo Saldivia manifestó tener “un sentimiento de gratitud hacia el Espíritu Santo que ha soplado fuerte para que desde tan lejos asumamos este tremendo desafío”.

“Vamos esperanzados —agregó— en poder beber de toda la experiencia de las familias del mundo y tratar de transmitirlo lo más fidedignamente a nuestras familias del Vicariato Apostólico de Aysén y de Chile. Esperamos que este viaje sea fructífero para la Iglesia de Aysén; para todas sus familias creyentes o no creyentes”.

“Sí —complementó Raquel Pérez— nos vamos con esperanzas y también con expectación. Llevamos en nuestro corazón toda la oración, todas las bendiciones y todo lo lindo de nuestro Vicariato y sus familias”.

“Creemos —insistió Raquel— que en nosotros va la Iglesia de Aysén a este encuentro. Los vamos a representar lo mejor posible. Y cómo no dar gracias a esta Santísima Trinidad que hoy estamos celebrando y que nos brinda este envío desde la parroquia de Puerto Aysén. Solo queda dar gracias a Dios y contar con todas sus oraciones”.

Mucho es lo que se puede hacer

Para acompañar a Raquel y Hernaldo, viajó desde Coyhaique un numeroso grupo de integrantes de la Pastoral Familiar. También, estuvieron presentes los encargados vicariales de esta área, Martina Saavedra y Elton Zuleta, y su asesora, la hermana Marta Vélez. Todos ellos, junto a la comunidad local, oraron intensamente por “los enviados” y su misión.

El envío se dio, además, en el contexto de la confirmación de dos jóvenes del Colegio Bicentenario Santa Teresa de Los Andes de Puerto Aysén, Josefa y Maite, quienes recibieron el sacramento en compañía de sus familiares.

Luego de las tradicionales fotografías con las confirmandas y sus seres queridos, el padre obispo Luis comentó que “la familia es la especialidad de Dios. Dios es familia, y que se haga un nuevo Encuentro Mundial de las Familias es siempre un desafío. Y es un orgullo para la Iglesia de Aysén que un matrimonio nuestro participe en una cita planetaria como esta para compartir las vivencias, las dificultades, las alegrías, las búsquedas, los cuestionamientos de la familia hoy”.

“Pienso —concluyó el pastor de Aysén— que es muy bueno que se encuentren con muchos otros matrimonios para sentir cómo hoy día la familia es esencial para una nueva época de la humanidad; nuevas familias donde el amor de Dios haga fecunda su labor hacia los hijos, los adultos mayores, hacia una sociedad que le cuesta ser familia. Sin embargo, con la Gracia de Dios y el testimonio de muchas familias, mucho es lo que se puede hacer”.  

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.