Impetuoso sopló del Espíritu en Aysén

Vigilia Vicarial Pentecostés 2022
Comparte por Redes Sociales

Con gran alegría, y con diversas y animadas celebraciones, el Vicariato Apostólico de Aysén, festejó un nuevo cumpleaños de la Iglesia en toda la región con la renovadora y refrescante llegada del Espíritu Santo en una nueva Fiesta de Pentecostés.

En cada localidad, de norte a sur, se reunieron hermanos y hermanas de las más de 60 comunidades del Vicariato para, después de dos años de pandemia, reencontrarse y celebrar con júbilo y fiesta su fe a la espera del Espíritu Santo.

Encuentros con jóvenes, vigilias, retiros, jornadas, eucaristías y confirmaciones fueron los espacios que acogieron al Espíritu Santo, así como los medios vicariales de comunicación, Radio y Televisión Santa María, que transmitieron para toda la región la “Vigilia Vicarial de Pentecostés 2022”, que con el lema “Que el Espíritu Santo nos anime a caminar juntos” cubrió toda la Patagonia aysenina

Manos y corazones: una sola familia de Dios

En Coyhaique, la principal celebración la animó el Movimiento de Renovación Carismática de Aysén que en “Casa Belén” organizó una gran vigilia, con participación de todas las comunidades de la parroquia.

A las diez de la noche, el Pastor de Aysén, el padre obispo Luis Infanti, celebró la Santa Misa que fue el inicio de una larga y animada celebración que duró hasta las seis de la madrugada.

Paula Guzmán, de la comunidad centro Coyhaique, comentó que el soplo del Espíritu llegaba a Aysén “con mucho viento, con mucho amor, con mucha felicidad junto a todos los hermanos que están aquí, llenos de Espíritu Santo, cantando y alabando al Señor”.

El párroco de Coyhaique, el padre Juan Chávez, también se refirió a este nuevo soplo del Espíritu. “Esta noche —dijo— ha sido diferente porque el Espíritu renueva la faz de la Tierra, y todos nos hemos preparado para este momento. Estamos tratando que el Espíritu se nos revele a todos en un modo Sinodal; que podamos siempre mirar hacia delante como nos pide el Señor. Sigamos en este camino que nos pide a todos y que el Espíritu de Dios nos renueve para renovar a nuestros hermanos y toda la Iglesia de Coyhaique”. 

Norma Negue, coordinadora del Movimiento de Renovación Carismática Aysén, destacó uno de los sentidos de la oración que se vivió en la celebración de esa noche de vigilia. “Nuestra oración está—enfatizó— con quienes no pudieron estar aquí. Oramos por nuestros hermanos del campo; por todas las localidades de esta región que es tan linda y dispersa; a la que nos cuesta llegar como renovación carismática. Nuestra oración está con cada uno de los hermanos y hermanas en todo Aysén”.

Terminada la misa, a modo de mensaje, padre obispo Luis subrayó que “hoy, en Aysén, el Espíritu está presente en tantas manos y corazones que son como artesanos de paz, de fraternidad y de justicia. Unidos, a pesar de muchas diferencias, como una sola familia de Dios. Y eso queremos extenderlo a todo nuestro pueblo”.

Se puede acceder a la “Vigilia Vicarial Pentecostés” haciendo clic aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.