Parroquia “Santa Teresita del Niño Jesús” celebró 85 años

Comparte por Redes Sociales

Con una festiva misa, presidida por el padre Obispo Luis Infanti, y el envío de 7 nuevos ministros de la comunión, la parroquia de Puerto Aysén celebró 85 años de fundación.   

Se trata de la primera parroquia en la región de Aysén, instituida el 30 de septiembre de 1934 por el entonces obispo de Ancud, Ramón Munita Eyzaguirre, que preocupado por la evangelización la dedicó a “Santa Teresita del Niño Jesús”, patrona de las misiones.

José Montiel, agente pastoral de la Comunidad San Pedro, compartió que para él este aniversario “es un motivo de alegría porque soy aisenino y viví los comienzos de esta Iglesia. A los 5 años ya era monagillo con los Siervos de María; y hoy vemos como hay más personas que se integran a la vida de la Iglesia”.  

El diácono permanente Héctor Nauto también expresó su sentir ante este nuevo aniversario y su alegría de ser parte de la Iglesia en Puerto Aysén. “Para mi —dijo— es una tremenda alegría porque nunca pensé ser parte de la Iglesia. Hace 25 años atrás yo la miraba desde lejos y por distintas circunstancias de la vida llegué a ella”.

Un momento especial vivió la comunidad presente cuando se realizó el rito de envío de siete nuevos ministros de la comunión, a los que se sumaron dos más en la misma ceremonia.

Patricio Latorre, previo a recibir la autorización para compartir este servicio, expresó que “es una alegría, una responsabilidad y un desafío que hemos asumido, primero que todo, atendiendo el llamado del Señor para ponernos a disposición de nuestra parroquia y hermanos; para asistir a los enfermos sobre todo; llevarles el cuerpo de Cristo sacramentado y acompañarlos”.   

El actual y nuevo párroco de Puerto Aysén, el padre José Vera, también compartió sus impresiones sobre este aniversario, los nuevos ministros de la comunión y el caminar de la Iglesia en Puerto Aysén:

“Estoy contento y feliz —señaló— porque son 85 años de historia de nuestra parroquia; yo soy hijo de esta tierra de Aysén, entonces, qué puede ser más lindo que poder estar en este hermoso momento de alegría para mi comunidad”.

“Me alegran, también, estos hermanos y hermanas que han dado un paso tan importante de crecimiento para la Iglesia. De verdad quisiera agradecer a Dios y a la vez colocarnos bajo la advocación de nuestra patrona, Santa Teresita, para que sigan surgiendo vocaciones laicales para que nuestra Iglesia sea distinta, una Iglesia para todos”, aseguró.

Tras bendición y el canto final dedicado a la Virgen María, la comunidad concluyó este 85 con un compartir fraterno, y el desafío de dar testimonio y seguir sirviendo al pueblo de esta significativa localidad de la región de Aysén.  

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *